Pensemos Fuera de la Caja (out of the box) Vámonos a la Montaña

LIVE CON FERNANDO VEYTIA

¿Cuántas veces has escuchado la frase Think outside the box?

Empecemos por definir su significado:
Esta expresión se refiere al pensamiento novedoso o creativo. Se cree que la expresión se deriva de consultores de administración de las décadas de 1970 y 1980 que retaron a sus clientes a resolver el juego de los «nueve puntos», cuya solución requería más imaginación.
Entonces comprendemos que esta frase usada comúnmente en el área de los negocios, se refiere a crear nuevas ideas, desarrollar la imaginación y dar solución a los problemas de manera creativa.
Es cierto que este tipo de pensamiento incrementa de manera significativa la producción de una empresa o negocio pues ofrece al cliente/usuario una alternativa de servicio y producto diferente a la que están acostumbrados con la competencia.
Si estos resultados se han encontrado en  una organización ¿Qué es lo que podría hacer en nuestra vida el pensar más allá de lo que conocemos?, pero sobretodo ¿Cómo podemos tener este tipo de pensamiento?
Muchas veces creemos que para desarrollar un pensamiento creativo se requiere de grandes habilidades que nuestros padres debieron de enseñarnos desde pequeños, cuando en realidad no existe edad para usar la imaginación en nuestros problemas de día a día y lo mejor de todo es que no es tan difícil como creemos.

¿Qué es la Inteligencia Naturalista?

¿Qué es la Inteligencia Naturalista?

¿Por qué algunas personas (en las que me incluyo) sienten cierta conexión casi espiritual con la naturaleza? ¿Eres de los que se sienten mejor en el medio natural que rodeado de personas extrañas? Considérate un inteligente natural, y es que la inteligencia naturalista está relacionada con la forma en que nos conectamos y nos ajustamos a nuestro entorno natural.

En el artículo de hoy vamos a tratar una parte de nuestra inteligencia de la que poco se habla, la inteligencia naturalista.

¿Crees que este término lo ha inventado algún ecologista? Pues no, ni más ni menos que Howard Gardner (https://howardgardner.com/), el padre de las inteligencias múltiples. Un psicólogo estadounidense que ha dado y sigue dando, mucho de qué hablar.

Gardner añadió posteriormente una octava, la inteligencia naturalista o también entendida como la facilidad de comunicación con la naturaleza


¿Cuántas inteligencias tenemos?


Características de las personas con inteligencia naturalista ¿Es tu hijo una persona con inteligencia naturalista?


¿Cuántas inteligencias tenemos?


Howard Gardner es el padre fundador de la teoría de las inteligencias múltiples y en su marco inicial incluía 7 tipos de inteligencia (1983):

  1. Inteligencia lingüística. En los niños y niñas se aprecia en su facilidad para escribir, leer, contar cuentos o hacer crucigramas.
  2. Inteligencia lógico-matemática. Se aprecia en los menores por su interés en patrones de medida, categorías y relaciones. Facilidad para la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos.
  3. Inteligencia visual y espacial. Los niños y niñas piensan en imágenes y dibujos. Tienen facilidad para resolver rompecabezas, dedican el tiempo libre a dibujar, prefieren juegos constructivos, etc.
  4. Inteligencia musical. Los menores se manfiestan frecuentemente con canciones y sonidos. Identifican con facilidad los sonidos.
  5. Inteligencia corporal cinestésica. Facilidad para procesar el conocimiento a través de las sensaciones corporales. Los menores tienen una marcada capacidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y
    equilibrio.
  6. Inteligencia interpersonal (inteligencia social). Se comunican bien y son líderes en sus grupos. Entienden bien los sentimientos de los demás (https://www.uptituddigital.com/percepcion-emocional/) y proyectan con facilidad las relaciones interpersonales.
  7. Inteligencia intrapersonal. Relacionada con la capacidad de un sujeto de conocerse a sí mismo: sus reacciones, emociones y vida interior
  8. Gardner añadió posteriormente una octava, la inteligencia naturalista o también entendida como la facilidad de comunicación con la naturaleza, entendimiento del entorno natural y observación científica como la biología, geología o astronomía. Ésta última se agregó en 1996.
  • Como la inteligencia es un término bastante estudiado y abordado desde diferentes teorías, las inteligencias múltiples de Gardner no han estado exentas de críticas. Desafortunadamente, algunos expertos han considerado que la inteligencia naturalista es más una habilidad que una inteligencia. Sin embargo, debe recordarse que es debido a este tipo de inteligencia que el hombre aprendió a identificar la ora y fauna comestibles, los cambios en los patrones ambientales esenciales para nuestra supervivencia, así como la clasificación de estímulos peligrosos.
  • Pero por mucho que se empeñen algunos, el ser humano es más complejo de lo que creemos, de manera que, lo que a principios del siglo XX era considerado un concepto vertical y único llamado simplemente inteligencia, ahora, gracias a los avances científicos, resulta que el cerebro es mucho más complejo de lo que se esperaba.
  • Vamos, que cuanto más avanzamos, más nos damos cuenta de lo poco que sabemos de él. Y es que la definición de inteligencia ha caído siempre en el simplismo más académico y dogmático de una época industrial que ha quedado suplantada por la digital, la moderna, la multidisciplinaria.
  • Según Howard Gardner, un individuo con inteligencia naturalista muestra interés en elementos naturales, como jardines, bosques, montañas, etc. Este dominio de inteligencia trata de encontrar patrones o hacer conexiones en objetos naturales. Según el autor, estas personas son «inteligentes con la naturaleza«, es decir, su capacidad para relacionarse con las cosas que los rodean los convierte en excelentes observadores y les ayuda a distinguir entre los cambios más mínimos en el entorno.

Aman la naturaleza hasta el punto en que se sienten relajados y conectados con ambientes naturales, animales o espacios abiertos.

Características de las personas con inteligencia naturalista

  • Odian la contaminación o la idea de hacer daño a la naturaleza en general.
  • Aman la naturaleza hasta el punto en que se sienten relajados y conectados con ambientes naturales, animales o espacios abiertos.
  • Suelen realizar alguna actividad deportiva relacionada con la naturaleza como: escalada, running, trekking, kayak, …
    Su círculo de amigos, si los tiene, prefiere que sean personas afines con quien compartir estas aficiones.
  • Prestan atención a las plantas o animales domésticos, es más, si no tienen un animal en casa, prefieren plantar o dedicarse a la jardinería para saciar su ansia de conocimiento natural.
  • Estudian nombres de plantas y animales con el n de aprender a identificarlos y comprender aún más el funcionamiento y comportamiento de la naturaleza. Interés por documentales, libros o contenido relacionado con el medio natural.
  • Estas son solo algunas de las características que definen a una persona con cierto grado de inteligencia naturalista.

¿Te sientes identificado/a?
¿Es tu hijo una persona con inteligencia naturalista?

  • Si se queda embobado mirando ores, insectos, pájaros, o le encanta pasear, explorar, y el contacto directo con el medio natural, podemos decir que si. Yo era así, es más, guardo los mejores recuerdos de mi vida ahí. Si detectas los siguientes síntomas en tu hijo, apóyale: Están interesados en animales, plantas y biología en general.
  • Son expertos en recopilar, categorizar y catalogar información, por ejemplo anotando en cuadernos, colaborando en clase de naturales o ciencia, haciendo preguntas, o suplicando ir a dar un paseo al campo o la playa.
  • Disfruta explorando el aire libre y realizando actividades como acampar, hacer caminatas y / o jardinería.

Se fija en detalles que los adultos pasamos por alto, como por ejemplo te hace preguntas sobre la reproducción de las ores, o cómo se crea la miel, o cosas parecidas. Recoge objetos del medio natural como hojas, palos, piedras, o, como me pasó a mi, que quise llevarme un camaleón a casa (lloré mucho cuando mi padre se negó).

La Permacultura aplicada a los negocios, en la era PostCovid19

Por Deporte6am 

En el Gran Encierro ¿Haz comenzado a Poner más atención a tu alimentación? ¿Te haz cuestionado constantemente el verdadero valor de las cosas? ¿Gestionas tus recursos con cautela? ¿Reciclas más ó inclusive haz comenzado un huerto urbano?

Es probable que instintivamente, como un mecanismo de defensa ante la Pandemia estés entrando al maravilloso mundo de la PERMACULTURA.


Definición

La permacultura es un sistema de diseño integral basado en varias ciencias que procura satisfacer las necesidades humanas sin destruir, contaminar o agotar los recursos naturales. Su nombre tiene dos significados: agricultura permanente (sustentable) y cultura permanente (sustentable). Este doble significado refleja la filosofía de la permacultura , ya que para llegar a su objetivo es necesario depender de la agricultura sustentable y vivir bajo una cultura sustentable.

Para que un sistema humano sea sustentable, tiene que ser ecológicamente sano y económicamente viable. Es decir, debe ser eficiente en el uso de los recursos disponibles sin agotarlos y por lo tanto auto suficiente, sin producir contaminación. Esto se logra a través de la auto limitación, el uso intensivo de espacios y recursos y el aprovechamiento de los desperdicios.

Origen de la permacultura

A mediados de los setentas dos australianos, Bill Mollison y David Holmgren, propusieron por primera vez el sistema de la permacultura, combinando los conocimientos de los pueblos tradicionales con las ciencias de ecología, agronomía, economía, desarrollo sustentable, ingeniería y arquitectura, entre otras. Publicaron su primer libro, , en 1978 como una alternativa a la agricultura industrial, ya que ésta resulta en la desertificación y la contaminación del suelo y agua.

La permacultura tiene su propia ética

  • Cuidar la Tierra: Incluye todo lo natural, sea vivo o no, por ejemplo los suelos, las diferentes especies de plantas, animales y microorganismos, la atmósfera, los bosques, cuerpos de agua, etc.
  • Cuidar a la gente: Se debe cumplir con las necesidades básicas de toda persona, por ejemplo alimentación, vivienda, educación, empleo digno, contacto y convivencia humana. No es posible tener un planeta sano si la gente está sufriendo, ya que una persona desesperada no piensa en lo que destruye para satisfacer sus necesidades.
  • Manejo justo de recursos: En la permacultura el manejo justo de los recursos se refiere específicamente a un compromiso personal a utilizar sólo los recursos necesarios y a dedicar el resto del tiempo, dinero, energía y otros recursos para lograr los primeros dos objetivos. Quiere decir que cuando tu logres satisfacer tus necesidades básicas, debes contribuir para que otras personas también puedan tener una vida digna.
  • Valor intrínsico de las cosas: El valor de las cosas no depende de su utilidad para nosotros. Todo tiene un valor intrínsico, independiente de su relación con el ser humano. Por ejemplo, el valor de un árbol no es igual al precio de su madera. Su valor proviene de los diversos servicios que presta a los sistemas naturales a los que pertenece: mejora los suelos, protege a los pequeños animales, recicla materia biológica, produce oxígeno, etc. Su valor se debe al hecho que existe.

¿ Y EN LOS NEGOCIOS?

En la era Post Covid19, el mundo de los negocios no será igual, muchos consumidores estarán cautos y reflexivos, el enfoque hacia la salud, lo sustentable, el ecoturismo serán ahora ‘mainstream’.

En vez de ir a un all -inclusive, algunos clientes preferirán un retiro en chiapas de meditación y técnicas para huertos en casa. El consumismo no se detendrá por supueto, solo cambiará de cara, la pandemia ha dejado claro que un buen estado de salud es indispensable, solo que los abarrotados gyms, dejarán de ser lo que eran, muchos buscarán la respuesta a una vida saludable en los espacios abiertos.

Con los recibos de luz en aumento por el encierro en casa, muchos estarán decididos ahora si en comprar esos paneles solares, ese filtro de agua que parecía demasiado *hipster ahora ya hace sentido.

Los huertos urbanos crecerán y los clientes estarán muy atentos a las leyendas de cada producto alimenticio. Los seguros médicos serán evaluados con lupa—, en fin muchas cosas no volverán a la normalidad.

Es indispensable hacer una autocrítica de nuestro negocio desde la óptica de la Permacultura, ya que instintivamente será la óptica de nuestros clientes. El valor agregado ya no será solamente el valor del producto, muchas cosas más serán evaluadas y comparadas por el comprador@.

En construcción se comenzarán a usar materiales cada vez más sustentables como por ejemplo el bambú en vez de la madera.

Los huevos orgánicos más costosos que los transgénicos dejarán de ser moda y se impondrán, la vitamina D que contienen los orgánicos es una de las mejores defensas contra el Covid-19.

En movilidad es un buen momento para iniciar un negocio relacionado con las bicicletas, este segmento ha venido creciendo, y ahora con el distanciamiento social muchos optarán por moverse en bicicleta.

El bienes raíces muchos pensarán en mudarse a ciudades más pequeñas, las clases medias y altas en adquirir una casa de campo o un rancho. La vida rural de pronto es más atractiva que el bullicio de las grandes ciudades.

Cualquiera que sea tu negocio puedes aplicar los principios de la Permacultura, aprovechar los recursos de manera sustentable, cuidar de los demás de pronto tiene otro sentido, cualquiera me puede contagiar de Covid19, así que su salud es mi salud. La energía de encarece, por lo que debo cuidarla, ahorrarla– cada vez hay más conciencia de como impacta el medio ambiente en nuestra salud—Y que el cambio climatico puede ser irrevesible y definitorio para nuestro futuro.

Las ONG´s podrán recaudar más para las causas de combate al cambio climático, ofreciendo trabajo a especialistas multidisciplinarios, esos científicos que pueden salvar al mundo, así como los científicos que desarollan las vacunas.

O que tal iniciar un nuevo negocio basado y enfocado 100% en la Permacultura, a continuación algunos ejemplos:

¿Regresar a la Normalidad?

Por Fernando Veytia

Y después de que pase el pico de la Pandemia, la pregunta que todos nos hacemos es: ¿Qué sigue? ¿Regresar a la Normalidad?

Bueno… ¿Y qué era la normalidad? Despertar antes de que saliera el sol, un tanto malhumorados, despertar a los niños también un tanto malhumorados, hacer unos huevos revueltos de prisa, y salir corriendo al tráfico para apenas logar llegar,- a la puerta de la escuela dos minutos antes de que cerraran-. Una y otra vez...

O tal vez la Normalidad era… levantarse antes de que saliera el sol, bañarse con pensamientos citadinos intensos, salir de prisa, -para después frenar en periférico, -para ¨transitar¨ durante por lo menos dos horas-, a una velocidad promedio de 5 Km por hora, es decir: la mitad de la velocidad que tomaría correr la misma distancia-, a paso de un corredor amateur.

Ó a lo mejor la Normalidad era: El viernes al bar, el sábado la comida obligada con los suegros, un calendario apretado de compromisos sociales: bautizos, bodas, y uno que otro velorio… algunos de estos compromisos un tanto aburridos, otros muy divertidos.

La Normalidad para algunos, era comer garnachas fritas en aceite de dudosa procedencia, -varias veces durante el día-, en cualquier esquina en condiciones insalubres-. Hoy con las noticias del efecto del Covid-19 sobre personas obesas, lo han pensado dos veces, -incluso han comenzado a cuestionarse su dieta completa-. Y sí!, un plátano cuesta menos que una quesadilla.

La Normalidad para otros aunque suene exagerado, pues era simplemente pasar el fin de semana en su Yate en Acapulco, rodeados de bellas mujeres, -a las que ahora dudan ver-. ¿Que tal que me contagian?

En fin… la Normalidad tal vez no sea la misma durante mucho tiempo, tal vez años. Y ojalá… nunca regresemos a la Normalidad!

Covid-19 entre otras cosas nos ha enseñado a la mala, pero muy mala, que fumar es mortal, que una dieta balanceada es vital, vital en el sentido que hoy es asunto de vida ó muerte.

También nos ha enseñado que tenemos al planeta y su fauna castigado, apaleadoCovid-19 nos ha dado una forzosa oportunidad de conocer de una vez por todas lo más íntimo de nuestra propia familia, a la que a veces dábamos por un hecho. Hoy en el encierro, son nuestros más cercanos aliados en esta guerra contra lo desconocido.

Ojalá y nunca regersemos a esa normalidad del materialismo, el Bluff, las inútiles presiones sociales, a una ¨normalidad¨ en donde comprar el nuevo celular era más importante que una vida balanceada física y emocionalmente. Al Covid-19 no le interesa quien eres, sólo que tan sano está tu cuerpo y tu sistema inmunológico.

Ojalá y siempre recordemos estos meses ó años, como la época cuando cambiamos para siempre nuestra visión y misión en la vida. Lo más importante es estar Vivos! que los nuestros estén Vivos! lo demás pasa a segundo plano. Claro! que la crisis económica preocupa a todos, pero SobreVivir es por ahora la máxima prioridad.

Ojalá y los que fuman nunca regresen a la normalidad de fumarse desesperadamente una cajetilla ó dos al día, ojalá y siempre dediquemos mucho tiempo para convivir con nuestros hijos, familia, y seres queridos. Tiempo para la salud, para mantener una mente sana en cuerpo sano, como afirmaban sabiamente los antigüos Griegos.

Por cierto… los niños también han resultado ser los más aptos, se han adaptado mejor, juegan y ríen como si no pasara nada. Saben que algo está mal!, sin embargo se entregan a la batalla con los suyos.

Ojalá… y nunca regresemos a la normalidad de una economía global que no reconoce el término sustentabilidad. En el encierro estoy seguro más de uno se ha cuestionado seriamente: ¿Qué es lo que realmente necesito?

Ojalá pronto, muy pronto pase la pandemia, y termine ya! el sufrimiento de millones, pero que nunca, pero nunca! regresemos a esa Normalidad, que hoy nos tiene esclavizados a una crisis de salud, financiera y espiritual, -una auténtica crisis civilizatoria.-

El Autor – Fundador Deporte6am

Ante la Pandemia los viejos no importan ! ó Si?

Por Fernando Veytia

La pandemia de SARS, porque hay que decirlo es SARS 2, Covid-19 suena un poco menos rudo, como una enfermedad más moderna, este agente invisible y potencialmente mortal, ha dejado al descubierto el lado más obscuro del ser humano, El Utilitarismo!

Este nuevo mundo que hemos creado entre todos, durante los últimos 100 años, rinde culto a la juventud únicamente, pero una juventud de porcelana, de apariencia externa, -de cuerpos perfectos- y no de mentes brillantes y almas nobles.

Pareciera que la naturaleza, ó el asesino de la naturaleza, -no reconoce tampoco de almas y mentes. Este patógeno, si es desalmado!, el ó ella, porque no tiene sexo, mata a los cuerpos menos aptos, sin importarle que alma reside ó que sabiduría guarda la mente, -con la que decide acabar.

Pareciera que la naturaleza no tiene alma… sólo los humanos presumimos, ó asumimos que la tenemos, también invisible como el SARS, bueno… aún más invisible, a esta no se le ha podido ver, -bajo la lupa de la ciencia-.

Regresando al tema de los viejos, viejos sabios!, me veo en la necesidad de citar al Principito: Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible para los ojos. Los viejos ven con el corazón!, los jóvenes me atrevo a afirmar, casi nunca han alcanzado este estatus supremo, estatus que debería de respetar, y venerar, esa esfera con picos que aterroriza al planeta entero.

Como todo asesino criminal, no distingue, no respeta… solo mata a sangre fría, el Covid-19 es utilitarista!; Ve únicamente por su propia conveniencia, -que es perpetuarse, adaptarse y sobrevivir a costa de lo que sea, inclusive de matar, de secuestrar el cuerpo de otro.

Los viejos sabios que ven con el corazón, que guardan los secretos de la vida, los secretos de lo que fue y de lo que será, ellos han sido abandonados hoy por la humanidad. La decadencia llegó al punto máximo!, en muchos hospitales del mundo -no reciben a mayores de 60 años-, reservaron los respiradores artificiales para los cuerpos más aptos, para los cuerpos más fuertes, para los jóvenes.

Al final, cuando la tormenta pase, cuando todo vuelva a la “normalidad”, los cuerpos más aptos habrán sobrevivido, y el patógeno se habrá llevado de este plano existencial -a cientos de miles de viejos-, de mentes brillantes, de almas nobles tal vez… La Pachamama, como llaman los indígenas de los Andes -a la Madre Tierra-, habrá mostrado sus negras intenciones, su temible selección natural, -sin alma.-

Muchos jóvenes y niños perderán el abrazo de un abuelo, la caricia de una abuela, ó peor aún, -de un padre no tan joven, ó no tan apto ante los ojos de la Pachamama, y de los “sistemas de salud”. Perderán el legado de sabiduría, el consejo de un Viejo Lobo de Mar.

Cuando la tomenta pase, la única manera de sanar el alma, será desterrar al utilitarismo en nuestra convivencia social, y en nuestras relaciones invisibles del alma. Será abrazarnos con amor, -que es la máxima expresión del alma-, será velar por el bien común, por todos y por todas.

Será, -Aprender como el Principito- a Ver con el Corazón, a Ver lo Esencial que es invisible para los ojos.