Montaña como fuente de SALUD en era COVID

LIVE CON FERNANDO VEYTIA

1) Los beneficios físicos son incontables
Hacer montañismo no sólo desarrolla tu fuerza y resistencia, además va a facilitar tu dieta (más que nada porque no encuentras McDonalds en las cumbres, gracias a Dios), además es fácil darte cuenta de que la comida poco saludable no aporta la energía necesaria. Esta actividad también entrena tus pulmones, una progresión que notarás de inmediato.

2) Verás lugares que muy pocos pueden ver
Todos podemos ver espectaculares fotografías, pero ¿no preferiríais vivirlas? El tiempo y el esfuerzo que requiere ascender una montaña no están al alcance de todos. Cuando pisas una cumbre puedes estar bastante seguro de que eres de una minoría y de que el paisaje que contemplas lo han visto pocos ojos.

3) Conocerás gente especial
Los senderistas y alpinistas son, por lo general, gente interesante. Siempre encontrarás cosas en común para compartir. Son positivos, fuertes, confiables y felices de encontrarse en el lugar que les arranca sonrisas. No pierdas la oportunidad de hacer amigos o unirte a algún grupo de montaña. El objetivo de todos es el mismo: disfrutar de la belleza que ofrecen los espacios salvajes.

4) Entenderás porque sentimos la llamada de las montañas
Las montañas tiene algo especial, algo de magia quizá. Puede que sea por ese contraste entre el peligro y la hermoso, o porque nos ponen en nuestro sitio y nos hacen sentir pequeños. Aunque no las escales, sabes que sientes esa conexión que te atrae hacia ellas, allí donde los problemas de la vida se disuelven, donde importa el siguiente paso, el siguiente vistazo al paisaje. La vida sucede más lenta. Más bonita.

5) Te enseñan paciencia, persistencia y gratitud
Escalar una montaña es algo muy lejano a ser sencillo. No sólo las exigencias físicas te pondrán en jaque, también las mentales. Aprendes a no rendirte, sabes que hay una recompensa más allá que vale la pena el esfuerzo. Puede llevarte meses, intentos fallidos y hasta dolor, pero lo vas a lograr. Alcanzar una meta, un sueño, es una sensación adictiva.

6) Te muestran la importancia de proteger el entorno
Después de contemplar como lucen los lugares que no han sido tocados por el progreso humano te entrarán ganas de protegerlos. Puede que hasta llegues a entender porque hay tantas reglas que cumplir en los Parques Nacionales y que lo agradezcas. Quizá hasta empieces a reciclar más, utilizar menos cosas innecesarias y reutilizar las que necesitas.

7) Te enseñan a ser positivo
Si tienes pensamientos negativos a la hora de acometer una ascensión ya tienes todas las papeletas para fallar. Decirte que algo es imposible nunca te va a ayudar, aunque ciertamente lo sea… por el momento. Siempre puedes hacer más de lo que crees, confía en ti mismo.

8) Es la mejor manera de disfrutar de los pequeños placeres de la vida
Una severa escalada de seis horas, bajo un frío mordiente o un calor abrasador, harán que disfrutes como nunca de un trago de agua fresca o de un té caliente. Entenderás que podemos estar muy agradecidos por cosas que creemos garantizadas.

9) La importancia del cambio y de estar preparado para el cambio
Si pasas tiempo en las montañas ya debes saber que el clima es impredecible y que estar preparado para sus cambios repentinos es una clave de la seguridad ahí arriba. Cada montaña es diferente, cada ruta, nunca ascenderás de la misma manera, puede que ni por el mismo sitio. Las montañas te enseñan que todo está en constante cambio y que debes encontrar nuevas estrategias para afrontarlo.

10) Cada montaña te enseña algo
Cada vez que alcanzas una cima recibes una importante lección. Puede que sea algo moral que te pica en el espíritu o sencillamente aprendas que tu cámara no es a prueba de golpes. Escalar montañas puede ser lo mejor o lo peor que hagas en tu vida, pero al final siempre acabas con ganas de más. ¿Verdad?

fuente Oxígeno Es

FACEBOOK liVE. Las Rutas del Pico de Orizaba

CON FERNANDO VEYTIA

Rutas del Pico de Orizaba

Ruta Glaciar Jamapa

Una de las más populares, se trata de la cara norte del Pico de Orizaba. Muchas personas también la llaman “la ruta normal”. Abajo del refugio Piedra Grande podrás estacionar tu camioneta. Camina cuesta arriba hacia los dos refugios que hay, el de Augusto Pellet (es más viejo, caben unas 12 personas) y el de Octavio Álvarez (con capacidad para 60 personas). Hay una cruz de hierro cerca del refugio de Augusto Pellet y esta marca el inicio de la ruta al Glaciar de Jamapa. El ascenso toma de cuatro a siete horas desde Piedra Grande. 

Ruta Espinoza 

Este ascenso es por la cara occidental. Se puede considerar como una variante de la ruta Glaciar Jamapa. Esta ruta fue abierta por los montañistas Federico Espinoza, Moisés Abrego, Jesús Alejandre, Mariano Miranda y Antonio Díaz en 1950. El camino sigue la cresta que sobresale de la columna sur de El Sarcófago, que no es más que un “chipote” natural que sirve a manera de referencia para los montañistas. 

Mapa de rutas desde el este, Citlaltépetl.
Mapa de rutas desde el este.
Autor: R.J. Secor

Ruta Los Carámbanos

En ocasiones, se forman cascadas congeladas en la cara oeste de El Sarcófago. Uno de estos hielos fue escalado por Barry Blanchard y Mark Barrow en 1988. Esta ruta representa mayor complejidad técnica. Para subir por Los Carámbanos se necesita cargar con equipo especial para escalar en hielo. 

Ruta Horror Frost

Esta ruta escala el anfiteatro que mira al noroeste entre El Sarcófago y el pico principal de El Pico de Orizaba. Desde el anfiteatro se pueden distinguir dos rampas. En esta ruta hay que seguir por la rampa izquierda. La ruta Horror Frost fue escalada por primera vez por Jared Israels en 1978. Fue nombrada así por la escarcha encontrada en ese primer ascenso, aparentemente no muy amigable. 

Ruta Juventud

Esta ruta también escala el anfiteatro noroeste pero en vez de tomar la rampa izquierda –como la ruta Horror Frost– continúa por la rampa derecha. Se escaló por primera vez en 1962 por el equipo Socorro Alpino de México. 

Ruta Alejandre

Esta ruta abarca el lado izquierdo de la cara oeste. El camino comienza al sur del poblado de Hidalgo, pasando el primer cañón mayor (Barranca Alpinahua) al siguiente cañón mayor. Recibe su nombre en honor al montañista Jesús Alejandre. 

Mapa de rutas desde el noroeste, Citlaltépetl.
Mapa de rutas desde el noroeste.
Autor: R.J. Secor

Ruta Abrego

Esta ruta asciende la parte central de la cara oeste del Pico. Recibe su nombre por el montañista Moisés Abrego. 

La Cara del Muerto

También se le ha llamado “Club de Exploraciones de México”. Esta ruta escala la cara de roca suelta a la derecha de Ruta Abrego, igual en la cara oeste. Recibe su nombre porque su forma asemeja una cara muy extraña, espectral…como la de un muerto.

Ruta Vázquez

Esta ruta escala el glaciar suroeste del Pico de Orizaba antes de juntarse con la Ruta Sur. 

Mapa de rutas desde el oeste, Citlaltépetl.
Mapa de rutas desde el oeste.
Autor: R.J. Secor

Ruta Sur

Esta es la antigua ruta tradicional para subir el Pico de Orizaba y todavía se usaba mucho hasta principios de los 60s. De cualquier manera, sigue siendo de las más populares por su menor grado de complejidad. Hay dos opciones para esta ruta: una en camioneta desde Ciudad Serdán y la otra vía sendero desde el pueblo de Texmalaquilla. 

Ruta El Perfil del Diablo

Esta es la siguiente cresta al este de la Ruta Sur. También es un camino de gran complejidad, su nombre nos lo hace notar.

Ruta Glaciar Este 

Esta es la ruta más díficil, técnicamente hablando. También se le llama Glaciares Orientales y el Pecho de la Paloma. Se hizo famosa por dos artículos que aparecieron en la revista estadounidense Summit

Ruta El Filo de Chichimeco

Esta ruta asciende la cresta entre el Glaciar Jamapa y el Glaciar Este. Se trata de la cara oriental del Pico de Orizaba.

Ruta Arista Este

Esta ruta asciende la cresta sur del abismo a la izquierda del Glaciar Este. Fue escalado por primera vez por Rodolfo Pérez y Ramón Moreno en 1956. 

Mapa de rutas desde el noreste, Citlaltépetl.
Mapa de rutas desde el noreste.
Autor: R.J. Secor

Como ves, hay muchas maneras para lograr cumbre en el Pico de Orizaba. Pero ojo, ¡muchas de estas rutas no son para todos! Por tu seguridad, es muy importante que contrates un guía certificado y te explique la mejor opción para ti. Aunque subas por la cara más sencilla, el hecho de subir una montaña ya involucra un riesgo implícito. Infórmate y procura todas las medidas de seguridad necesarias. Una mala decisión en la montaña te puede costar la vida. 

Los Bastones de Montaña

LIVE CON FERNANDO VEYTIA

Ventajas e inconvenientes del uso de bastones

Ventajas

  • El uso de bastones distribuye la carga entre el tren superior y el inferior. Los estudios indican que se libera entre un 15 y un 20 por ciento del esfuerzo del tren inferior del cuerpo, repartiéndolo con el superior. Se limita el cansancio, el riesgo de lesiones.
  • Se libera a las articulaciones, especialmente a las rodillas, de presión en el descenso.
  • Ganamos en seguridad al contar con más puntos de apoyo. Y no solo durante las bajadas: transitar por zonas muy caóticas, cruzar entre piedras un río…son situaciones en las que los bastones son fundamentales.
  • Pueden venirnos bien para defendernos de animales.

Un inconveniente

  • Su uso prolongado, sobre todo si no los empleamos con la técnica correcta, puede afectar a nuestro sistema de equilibrio.

¿Cómo evitar este inconveniente?

Se recomienda transitar en alguna ocasiones sin ellos por zonas complejas, y sobre todo, aprender a usarlos:

  • La técnica óptima es cuando andamos, ascendemos, descendemos con ellos de la misma manera que si no los lleváramos. Equilibrado nuestro cuerpo por si mismo, realizaremos un leve apoyo con los bastones que nos ayude.
  • Si en lugar de equilibrar nuestro cuerpo por si mismo, y después emplear los bastones para ayudarnos, empleamos los bastones como punto de apoyo fundamental, desquilibrándonos, podemos terminar teniendo los comentados problemas de equilibrio. Son muy útiles para evitar caídas al desquilibrarnos, apoyándonos sobe ellos como punto fundamental hasta equilibrarnos otra vez, pero esa técnica solo la debemos emplear en esos momentos de tropiezo, desequilibrio puntual, etc, no como norma.
  • Menos de 155cm: 100 centímetros
  • Entre 155cm y 172cm: 110 centímetros
  • Entre 173cm y 182cm: 120 centímetros
  • Por encima de 182cm: 130 centímetros
  • Goma: Aíslan del frío en invierno, y amortiguan las vibraciones en toda época. En verano, con el calor, pueden provocar alguna ampolla en manos sensibles.
  • Corcho: Muy ligeras. No cambian sus características por el sudor. Excelentes para calor.
  • Espuma: Tacto suave, absorben el sudor.
  • Diámetro pequeño: son para verano.
  • Diámetro grande: invernales, evitan el clavado en la nieve.
  • Son un verdadero engorro para portear.
  • Al no estar diseñados para alpinismo-montañismo-senderismo, son más pesados.
  • Más cortos para ascensos.
  • Longitud media para el llano.
  • Más largos cuando llega un descenso.
  • Posibilidad de graduar la longitud
  • Gran resistencia: los sistemas de ajuste y los palos superpuestos hacen sus uniones entre tramos prácticamente irrompibles.
  • Los de dos tramos son más rígidos, pero se transportan peor. Al ser mas rígidos, suelen verse entre esquiadores de travesía y practicantes de Nordic Walking.
  • La mayoría de bastones de trekking son de 3 tramos. Ocupan muy poco plegados, y tienen un perfecto equilibrio entre prestaciones, rigidez y facilidad de transporte.
  • Pliegan mucho mas que los telescópicos, ocupando poco mas de 40 centímetros (y a veces, ni eso), algo fundamental para que los corredores puedan portarlos en sus riñoneras y mochilas especiales en los tramos en los que no es necesario su empleo.
  • Se pliegan y despliegan de forma muy rápida y cómoda, casi semiautomática. Es muy útil para quien corre, pero no lo es menos para alpinistas en sitios complicados, etc.
  • No pueden regularse en altura (aunque hay modelos híbridos que sí, como veremos).
  • Los modelos más minimalistas pueden romperse más fácilmente en la zona de unión entre tramos, en uso duro. Como muchos de estos modelos están diseñados pensando en el peso, van bien para carreras por montaña, senderismo por camino, etc, pero no tan bien para zonas complicadas, alpinismo, etc.
  • Al ser eminentemente un deporte urbano que se realiza de casa a casa, o de coche a coche, no se van a portear, por lo que la mayoría son de 2 tramos, siendo los mejores de 1 tramo.
  • La empuñadura está diseñada para andar rápido, con ángulo hacia delante, muy similar a la de esquí de fondo.
  • Y la punta incorpora una especie de suela de goma curva, que permite un uso perfecto en asfalto y senda urbana.
  • Más pesado que el carbono, (pero los de mejor aleación pueden ser muy ligeros)
  • Pueden curvarse y perder su forma (tras más o menos flexar entre un 3 y un 9 por ciento). Esto los hace muy resistentes a la ruptura. Posteriormente, y de forma correcta, pueden enderezarse.
  • Su menor rigidez les hace transmitir más las vibraciones a nuestro cuerpo.
  • Según el tipo de aleación y el grosor, serán más o menos ligeros. Los mejores están fabricados en aluminio aeronáutico de la serie 7 (7045, etc), que permite que sean muy rígidos, con propiedades cercanas al carbono, pero con mayor resistencia a la ruptura. Su relación densidad-resistencia es alta, (es decir, son poco densos), por lo que permiten fabricar bastones ligeros y resistentes.
  • Muy buena calidad-precio: más baratos que los de carbono.
  • Son todo uso y resistentes. Si buscamos bastones para todo, y en todo momento, que no nos dejen nunca tirados, el aluminio aeronáutico será nuestra elección.
  • Fuente: https://www.barrabes.com/blog/consejos/2-10429/como-elegir-tus-bastones-trekking

Montañas con Niños. Los qué, cómo y dónde…

LIVE CON FERNANDO VEYTIA

Consejos útiles

Camina a su ritmo. Ellos estarán fascinados por este mundo natural que se les presenta, haz que tengan tiempo de explorarlo y reconocerlo. Disfruta observando cómo descubren cada detalle!

Detente de vez en cuando para que juegue. Busca lugares divertidos y seguros donde pueda jugar con libertad, donde pueda dejar libre su curiosidad. Así, aprenderá y al mismo tiempo se divertirá, asimilando de mejor manera lo aprendido.

No improvises! Ten preparada la ruta que quieres llevar, acordes a la edad y habilidad del niño, buscando atajos que sean seguros y entretenidos. Lleva tu celular completamente cargado, revisa las condiciones climáticas con  anterioridad, lleva un botiquín y consulta con personas que ya hayan hecho esa ruta.

Delegar responsabilidad en los niños. Ya desde los tres años los niños están capacitados para portar su propia mochila. Por supuesto, las primeras veces solo debes cargarlo con unos cuantas cosas, alimentos y jugos, y de a poco ir aumentando el peso. Hazlos participar de las actividades, permítele que elija caminos, que mire el mapa, que juegue y así desarrolle su seguridad e independencia.

Se el ejemplo. Recuerda siempre que los niños te imitarán, ya sea que hagas cosas buenas o malas. Tu comportamiento será esencial para definir cómo tu hijo se comportará, así que evita dañar el medio, enséñales lo importante que es respetar el valor de la naturaleza.

Cosas que debes evitar hacer

Ver el camino como un adulto. Una de las claves para el éxito en una salida con niños es la imaginación. Crea historias, fíjate en los detalles, ensúciate con ellos, participa de los juegos, haz que la salida sea un momento agradable tanto para ti como para el niño.

Ir muy aprisa. Muchas veces creemos que los niños no se cansan, por la energía que los mueve a jugar incluso durante horas. Pero no creas que es tan así. Un camino largo puede agotar las energías de un niño, y mucho más si quieres ir rápidamente por él. Para que la experiencia sea agradable para ambos sigue su paso, toma la aventura con calma. Recuerda que la montaña es un medio y no un fin!

Tener un mal estado anímico.  Muchas veces nuestro estado de ánimo nos puede jugar una mala pasada. Aunque tengas otras cosas en mente, déjalas ir para que puedas concentrarte en el momento. Los niños son muy perceptivos, y si te ven abatido o negativo les afectará. Deja los problemas en casa, y sal alegre a la aventura con tu hijo, él te lo agradecerá!

Siguiendo estos simples consejos, tendrás una bella y divertida jornada junto a los niños, jugando, aprendiendo y descubriendo la montaña.

¿Dònde?

REVIEW Botas en México

LIVE CON Fernando Veytia

Tipo de calzado de montaña según actividad

Tus pies son la base sobre lo que se asienta y avanza tu cuerpo. En actividades exigentes al aire libre deben de contra con una adecuada protección, si estos te fallan, te fallará todo lo demás. Veamos pues que tipo de calzado es más adecuado según la dificultad de la travesía alpina.

Zapatillas de montaña blandas

Son la más adecuadas para actividades que no van a presentar demasiadas dificultades, estas son parecidas a las habituales zapatillas deportivas pero con una suela con mayor adherencia y agarre. La ligereza de este calzado alpino nos ayudará en la progresión por zonas donde una suela dura no nos servirá de mucho. En caso de recorrer zonas con agua o barro puede resultar adecuado el uso de una bota impermeable o de goretex que nos mantenga secos los pies y que con su media caña nos proteja los tobillos. Ya se sabe donde hay agua suelen haber cantos rodados.

Calzado semirígido o técnico

Cuando la ruta se complica y el trekking empieza a ponerse duro es fundamental que nuestros tobillos estén bien protegidos. Una torcedura en plena montaña es un grave problema y si se puede evitar hay que poner medios. En la media montaña además es fácil que encuentres piedras y cantos con afiladas puntas, la suela semirígida no permitirá que acabes con tu planta del pie destrozada por ellos pero será lo suficientemente flexible como para aportar comodidad en el camino. No obstante, un consejo. No salgas a hacer una ruta larga con estos botines semirígdos sin antes haberlos fogueado en alguna ruta corta. Es una buena manera de evitar ampollas y rozaduras.

Calzado de suelas duras para alta montaña

Las suelas son de una dureza tal que pueden llegar a asemejarse a unos botines de esquí. Con estas zapatillas no es fácil andar ya que su torsión es mínima

Suelen contar con un peso elevado, aunque algunos modelos como los de la Sportiva Nepal lo han logrado minimizar bastante, Es un tipo de calzado técnico usado para rutas muy exigentes y donde los tobillos están muy bien sujetos. Suelen también contar con adaptaciones para el uso de crampones semiautomáticos e incluso automáticos, ya que el paso por zonas de hielo puede ser habitual.

En esta bota de alta montaña la capacidad de retención térmica es también fundamental, dado que las temperaturas de as que deben de proteger a pies y dedos pueden ser muy extremas, con unos niveles de oxígeno bajos lo que en conjunto puede producir congelaciones.

Elementos de los calzados alpinos

En la elección de tu bota para escalada o trekking es conveniente tener en cuenta como deben de ser cada uno de los elementos que los conforman, así tenemos:

  • Suela: Agarre y resistencia deben de ser sus cualidades las suelas Vibram son las más comunes aunque Salomon cuenta con su propia versión.  Hay que fijarse en los tacos, el dibujo y sus capacidades de antideslizamiento y muy especialmente en la capacidad de absorción y amortiguación de los impactos.
  • Impermeabilidad: El tiempo cambiante en la montaña siempre aconseja que tu calzado sea impermeable. Caminar y escalar con los pies húmedos no es nada aconsejable y hará de tu ruta un suplicio innecesario.
  • Altura de la caña: Según lo intrincado del terreno tu tobillo necesitará más protección, mediacaña y alta para terrenos arriesgados.
  • Transpiración: Casi tan incómodo como tener el pie mojado por el agua es llevarlo chopado por el sudor. Contar con una membrana transpirable que de ventilación a nuestros pies es fundamental.
  • Dureza: Conferida especialmente por las suelas. A medida que el terreno se vuelve más complicado la dureza de tu calzado también deberá hacerlo.
  • Acople de crampones: Con unas semirigidas podrás coprar unos crampones de correas, no obstante para los automáticos y semi hay modelos con hendiduras especiales en las punteras que facilitan su acople.
  • Peso: A menor peso menor fatiga. En este punto se ha avanzado bastante y para comprar un zapato resistente ya no hace falta que pese como un saco de piedras.
  • Materiales: Los materiales sintéticos como kevlar, y diferentes fibras de carbono y vidrio han ido ganando peso en la fabricación de los cazados alpinos. Estos son ligeros y transpirables aunque no han conseguido todavía igualar la adaptabilidad al pie del escalador que confiere el cuero. Este por contra es menos transpirable. Según tu actividad elige unos u otros.

Como probarse las botas

  1. Probártelas con calcetines de montaña.
  2. Probarte ambas botas.
  3. Con la bota desabrochada y el pie totalmente hacia adelante, el hueco con la parte posterior de la bota debe ser suficiente para que un dedo de la mano entre por detrás del talón.
  4. Con la bota abrochada, los dedos del pie deben poder moverser con cierta holgura dentro.
  5. Saca la plantilla, ponla en el suelo, pon el pie encima de forma que el talón esté justo en su posición: por delante la plantilla debe sobresalir un centímetro.
  6.  Con ambas botas puestas y bien abrochadas, camina lo que puedas y da saltitos: debes sentirte muy cómodo.
  7.  En caso de dudar entre dos números, compra el mayorAdemás de calzado para la montaña puedes comprar también

Al estrenarlas

  •  Úsalas en casa antes de la primera salida, bien abrochadas, unos cuantos ratos.
  • Que la primera rutas con tus botas nuevas no sea muy dura.
  • En la primera marcha, no las aprietes demasiado. Llévalas más flojas de lo normal.

Cómo secarlas en caso de que se mojen

Después de toda ruta hay que secar las botas, al menos del sudor de nuestros pies. Y más si ha habido lluvia o nieve:

  1. Sin las plantillas.
  2. A temperatura ambiente, es decir, no cerca de radiadores ni chimeneas.
  3.  Si están muy mojadas, pon dentro papeles de periódico arrugados, y cámbialos de vez en cuando.

Fuente https://deescalada.com/